Tormenta solar

El 7 de enero de 2014, el Sol desató una gran llamarada solar, pero nuestro campo magnético de la Tierra consiguió evitarlo.

La NASA, alertó en 2012, que una tormenta solar se dirigía hacia la Tierra y que podría impactarla  en 2014. Sin embargo, el hecho no ocurrió, ya que la tormenta se alejó del campo magnético del planeta.

Una tormenta solar se constituye de varias explosiones en la fotósfera del Sol. Lo que porvocan estas explosiones es una gran liberación de energía y radiación electromagnética que podría afectar algunos aspectos de la vida en nuestro planeta. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone que  “para un mundo como el que tenemos hoy, que está basado y apoyado íntegramente en la energía eléctrica, una tormenta electromagnética podría causar un derrumbe de todos los sistemas¨.

Según el sitio www.quo.es, “de dirigirse hacia la Tierra, lo hacen en tres fases, aunque no todas tienen que ocurrir en una tormenta solar (…) la última fase produciría una eyección de masa coronal, la que trae un montón de partículas cargadas que pueden alcanzar nuestra atmósfera. El problema es, que si este punto se produce, las partículas solares pueden llegar a interactuar con el campo magnético de nuestro planeta, lo que provocaría grandes fluctuaciones electromagnéticas”.

Por razones que no se han podido explicar,  la tormenta que llegaría en 2014 no tuvo las repercusiones de la de 1859, la mayor tormenta solar registrada hasta el momento. Los científicos están investigando por qué ésta se alejó de nuestro campo magnético, con el fin de predecir los comportamientos de futuras tormentas solares en un futuro.

Fuente:

news.discovery.com

www.quo.es

[podcast]https://fundacioncodigos.org/podcast/PQLH%20_SAB15_09_2012_%20BLOQUE_1.mp3[/podcast] [podcast]https://fundacioncodigos.org/podcast/PQLH%20_SAB15_09_2012%20_%20BLOQUE_2.mp3[/podcast]

Programa emitido por: Radio Miami de los Estados Unidos, Radio Beranga de España,  Radio Lev de Israel, Radio Estrella de Bolivia, FM Fantástica de Luján, Buenos Aires,  Radio Cultural de Salta, Argentina, FM Tornado de Argentina, AM Libre de Montevideo, Radio Maldonado,  Brava FM de Punta del Este, Ozono FM de Salto, Onda Marina de Rocha, Radio Nueva Helvecia de Colonia, Radio Comunitaria de San José,  RBC de Piriapolis,  y Digital Jazz Jornal da Orla de Brasil.

Informe del investigador Luis Seguessa para VTV Internacional, TV Miami, Cable Hogar de Argentina y Televisa de Cancún sobre la tormenta solar del siglo pronosticada para fines del 2012 o principio sdel 2013.

22/08/2012 – Teinteresa

  • Los científicos prevén que finales de 2013 será el momento de mayor actividad del nuevo ciclo solar, que podría afectar gravemente a las sociedades actuales.
  • Un caos de accidentes aéreos y de tráfico, cortes generalizados de luz, sin agua, grandes incendios y con la caída de todas las comunicaciones.Estados Unidos ha levantado todas las alarmas. El ciclo solar ha cambiado y, con él, la inusual tranquilidad. El Sol entra en uno nuevo del que se espera una gran intensidad, lo que se traduce en mayor actividad magnética, más manchas y erupciones solares. Unos fenómenos que, aunque no lo parezca, pueden afectar enormente a nuestra actual sociedad plagada de sistemas de navegación y  comunicaciones que podrían quedar en suspenso.Y queda poco. Los científicos prevén que finales de 2013 será el momento de mayor actividad del nuevo ciclo.Aunque el riesgo se extenderá a los próximos seis años. La dependencia de las sociedades modernas, plagadas de redes de comunicación, satélites y telefonía móvil que podrían derrumbarse, agravan las consecuencias. Así, una tormenta solar extrema como la que se espera tendría graves consecuencias para nuestro estilo de vida. Existen antecedentes que hacen presagiar lo peor. La tormenta solar más potente de la historia se produjo en 1859, aunque sus efectos fueron limitados dado que la energía eléctrica estaba en pañales. No obstante, las auroras boreales que provocó se pudieron divisar desde todos los rincones del planeta.

    Otras más leves, pero más cercanas en el tiempo, ya mostraron su peligro para los servicios móviles, los GPS o las redes eléctricas. Por ejemplo, en 1994, una tormenta solar hizo caer dos satélites de comunicaciones durante horas, o en 1989, dejó fuera de funcionamiento durante más de nueve horas la planta hidroeléctrica de Quebec (Canadá), causando pérdidos de cientos de millones.

    Pero… ¿cuáles serían los efectos de “la tormenta solar del siglo”? Los informes encargados por la NASA, el Ejército de EEUU, el Parlamento británico o de un grupo de expertos de la Comisión Europea creen que tras cinco días se viviría un verdadero ‘Armageddon’.

    Accidentes, sin energía, sin agua y grandes incendios

    Para empezar, los accidentes aéreos y de tráfico se multiplicarían por una serie de fallos en los sistemas de rutas, de aterrizaje, de los semáforos y de las señalizaciones.

    Los sistemas eléctricos sufrirían un derrumbe total, dejando a las casas, las industrias, las refinerías o las plantas químicas sin energía. De no existir protocolos de actuación, las consecuencias de este colapso serían dramáticas. Los ascensores se convertirían así en otro punto negro, complicando las evacuaciones y dejando a personas atrapadas.

    Como quedó de manifiesto en 1859, pueden desencadenarse además grandes incendios eléctricos simultáneos. Por si fuera poco, el suministro de agua dejaría de funcionar más allá del nivel del suelo, pues los sistemas de bombeo no funcionarían.

    Las estaciones de servicio no podrían suministrar combustible de igual manera. Cualquier medio de transporte, además de un riesgo, tendría imposible repostar. Aunque poco importa, pues los cajeros automáticos tampoco operarían. Incluso, podrían desaparecer las bases de datos bancarias.

    Con todo, serían los sistemas de comunicación los más afectados. Teléfonos móviles, ordenadores, radios y televisiones fallarían en cadena, dejando a la población aislada y sin información de cómo responder al caos. Por este motivo, las autoridades de EEUU han lanzado ya recomendaciones para estar preparados ante lo que se ha venido en definir como “la tormenta solar del siglo”.

 

22/08/2012 – Teinteresa

  • Se ha pedido a las comunidades locales que se doten de los recursos necesarios para abastecer a la población de energía, alimento y agua.
  • El Parlamento español también está tramitando una resolución para prevenir las consecuencias de una tormenta solar extrema.
  • En 2013, el Sol llegará a una etapa de su ciclo natural durante la cual los grandes eventos, como llamaradas y tormentas solares, serán más probables.

El Congreso de Estados Unidos ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que desarrollen un plan de emergencias de cara a estar preparados para “la tormenta solar del siglo”. Además, en una resolución parlamentaria, actualmente en trámite, se ha pedido a las comunidades locales que se doten de los recursos necesarios para abastecer a la población de un mínimo de energía, alimento y agua.
Del mismo modo, la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, destaca la importancia de una prevención adecuada ante este tipo de fenómenos por parte de las comunidades de vecinos, ya que se necesita coordinación entre los diferentes agentes.
El texto también cita los distintos informes previos elaborados por Protección Civil de Estados Unidos (FEMA), en los que se informa sobre la forma de actuar ante estos eventos, así como los informes del regulador eléctrico estadounidense (NERC) y los del Departamento de Seguridad Nacional del Gobierno.
Desde España, el Observatorio del Clima Espacial (http://www.facebook.com/ClimaEspacial) ha recordado que, a pesar de la contundencia de algunos apartados, esta resolución trata de potenciar unas buenas prácticas preventivas entre el público, así como definir la amenaza. De este modo, los ciudadanos “pueden estar preparados”.

En este sentido, el observatorio ha apuntado que, aunque “con mucho menor calado”, el Parlamento español también está tramitando desde hace meses una resolución, a propuesta del PSOE, para prevenir las consecuencias de una tormenta solar extrema.
Además, en Alemania, Francia, Reino Unido y otros países europeos se están tomando “importantes medidas en la misma línea preventiva”, ha apuntado.

Este mes, la NASA alertaba de que, en 2013, el Sol llegará a una etapa de su ciclo natural durante la cual los grandes eventos, como llamaradas y tormentas solares serán más probables.