Fundación Códigos reitera su llamado a respetar al planeta ante la última ola de catástrofes en el mundo

Mar 14, 2011Comunicados

Los cataclismos sucedidos en las últimas semanas demuestran que las catástrofes están siendo cada vez más frecuentes y con mayor intensidad, tal como lo viene anunciando el investigador Luis Seguessa, Presidente de la “Fundación Códigos”, desde enero 2008 en varias conferencias internacionales. Hace un mes, el 9 de febrero del 2011, en una conferencia llevada a cabo en el Hotel AWA de Punta del Este y transmitida en vivo online, Luis Seguessa anunciaba que comenzarían una serie de temblores, terremotos y el peligro de tsunamis.

“Estamos proximos a una cadena de terremotos y a un tsunami”, precisó.

Seguessa en esa oportunidad predijo ante la atenta mirada de los asistentes y los televidentes conectadas online que comenzaría en breve una serie de terremotos y que había peligro de tsunami. A los pocos dias, comenzaron los terremotos en Nueva Zelanda, luego siguió Chile, China y más tarde Japón.  

La “Fundación Códigos” no ha cesado de anunciar que estas cosas iban a suceder y además predijo la ruptura de la Placa de Wilkins tal como quedó documentado por varios medios de prensa argentinos y uruguayos el dia exacto que fue anunciado. También predijo que iban a comenzar los peligrosos escapes de metano en el Ártico y en la Antartida, los cuales comenzaron a suceder en 2009, y en 2011 respectivamente.

“Si no paramos con la tecnología destructiva de los motores de combustión interna y la inmensa extracción de petróleo, el planeta se hace trizas en breve”, sostuvo el especialista. “Están por comenzar una serie de terremotos en distintos lugares como sucedió hace un año, debido a los grandes ahuecamientos que hace la industria petrolera para extraer el oro negro. Se trata de varias hectáreas cúbicas diarias y la continua fuerza de gravedad intenta reacomodar las placas provocando temblores en sus conjunciones. Si no reemplazamos esta obsoleta tecnología de transporte  por una tecnología limpia como la eléctrica, seguirán los desastres naturales con mayor frecuencia e intensidad. Los tiempos se acortan, los cataclismos seguirán en aumento y el planeta y todo el ecosistema no podrán soportarlo.  No podemos seguir consumiendo tanta cantidad de oxigeno con los motores de combustión de nuestros vehículos, no podemos seguir emitiendo toneladas de azufre al año a la atmosfera y no podemos seguir extrayendo un liquido que esta a altas presiones como si estuviéramos extrayendo agua porque esto es lo que causa todo el desequilibrio del planeta”, afirmó Seguessa.

Hay que tener en cuenta que el consumo de aire de un motor es igual al aire que consumen 700 personas en el mismo tiempo. Además, la extracción de millones de galones diarios de petróleo para alimentar una flota automotriz de más de 800 millones de unidades están dejando perforaciones y ahuecamientos enormes en todo el planeta causando los temblores y tsunamis  ya que las placas tectonicas intentan reacomodarse constantemente por la constante fuerza de gravedad, como puntualizó el especialista.

La Fundación Códigos presenta como única solución al momento al auto eléctrico ya que no emite gases ni consume oxígeno y tiene mejores prestaciones que los autos convencionales, y por eso invita a las personas preocupadas por el tema a formar parte de su campaña mundial Combustión Cero.