Por Univisión.

Servicio geológico de Estados Unidos emitió una alerta de tsunami desde  Panamá hasta el sur de México

27-8-2012. Un potente sismo de magnitud 7.4 en la escala de Richter azotó las costas  de El Salvador la noche del domingo. El Servicio Geológico de Estados Unidos  (USGS) emitió una alerta de tsunami o maremoto desde Panamá hasta el sur de  México.
La alerta incluyó la costa Pacífico de Panamá, Costa Rica,  Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala y México.

¿Cómo  actuarías ante la posible llegada de un tsunami?
El sismo se registró a las 22:37 horas locales del  domingo. El USGS reportó que el epicentro del movimiento telúrico fue ubicado a  138 kilómetros al sur-suroeste de San Miguel, El Salvador, a una profundidad de  32.9 millas (53 kilómetros).
La prensa salvadoreña reportó fuerte oleaje  en la costa y la desaparición de personas en Usulután.
La agencia Reuter  señaló que un fuerte terremoto magnitud 7.4 se registró el domingo en la noche  en el Océano Pacífico a unas 78 millas (125 kilómetros) frente a la costa de El  Salvador, citando reportes del USGS.
El Centro de Alerta de Tsunamis del  Pacífico indicó que no se prevé un tsunami destructivo en el Pacífico de  Centroamérica y que no había amenaza de maremoto para las islas  Hawai.
Otra magnitud
El diario La Prensa Gráfica  de El Salvador publicó en su página de internet que el terremoto tuvo su  epicentro en Puerto El Triunfo, departamento de Usulután, frente a la costa  salvadoreña.
Agregó que el Ministerio de Medio Ambiente (MARN) aseguró,  cerca de la medianoche del domingo, que el sismo fue de magnitud 6.7 en la  escala de Richter y ocurrió a las 22:37 horas locales.
El epicentro,  según el diario, estuvo localizado al sur de las costas de Usulután.
El  terremoto con epicentro en el Océano Pacífico se sintió levemente en Usulután y  la zona Oriental de El Salvador, causando gran alarma en las redes  sociales.
Jorge Meléndez, director de Protección Civil, descartó vía  telefónica a La Prensa Gráfica la posibilidad de alerta de tsunami en el país y  aseguró que hubo un error de cálculo en la medición proporcionada por la USGS.  Sin embargo, el funcionario confirmó que se mantenía una recomendación para las  pequeñas embarcaciones por posibles corrientes inducidas que puedan causar  problemas.
Crecida de 20 centímetros
David Walsh,  oceanógrafo del Centro de Maremotos del Pacífico en Ewa Beach, Hawai, dijo que  el mar recistró una crecida de 20 centímetros (7,8 pulgadas) en la localidad de  Acajutla, El Salvador, reòrtó The Associated Press.
El movimiento  telúrico tuvo lugar a 138 kilómetros (86 millas) al suroeste de San Miguel, dijo  el centro en su sitio de Internet. Tuvo su epicentro a un profundidad de 53  kilómetros (32.9 millas).
A su vez, Alfonso Lara, un integrante de la  Defensa Civil de El Salvador, dijo que las autoridades fueron alertadas ante la  amenaza de un maremoto.
“Estamos realizando una completa inspección de  toda la costa mediante nuestros técnicos y representantes”,  indicó.
Oleaje extraordinario
En la madrjugada  del lunes el diario La Prensa Gráfica reportó que comandos de Salvamento  advirtieron de un oleaje extraordinario causado por el sismo que llegó en horas  de noche del domingo a las costas de Usulután.
Agregó que en Isla Méndez  se reportan algunas personas desaparecidas.
Dijo además que comandos de  salvamento y Protección Civil habían movilizado personal al sector para  verificar las desapariciones y emprender la búsqueda, si es el  caso.
Réplica de magnitud 5.4
El diario El Mundo  de El Salvador dijo que poco después del sismo de 7.4 grados reportado por la  USGS se registró una réplica a las 23:38 horas locales de magnitud 5.4 en la  escala de Richter.
El segundo sismo tuvo su epicentro a 113 kilómetros al  Sur de Usulután y a una profundidad de 57.8 kilómetros en el Océano  Pacífico.
The Associated Press dijo poco después del terremoto que de  inmediato no se informó de víctimas ni de daños.
La USGS precisó que tras  el terremoto las lecturas del nivel del mar confirmaron que se había generado un  tsunami cerca de la zona del epicentro del sismo, y advirtió a las autoridades  de la región “tomar las medidas apropiadas”.
Dos horas después de  ocurrido el sismo la USGS reportó que no se habían detectado ondas. Poco después  canceló la alerta de tsunami.
Las zonas de alto riesgo señaladas por el  Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico abarcaron dese Cabo Santa Elena en  Costa Rica hasta Puerto Madero en México.
Horas antes del terremoto en el  Pacífico frente a las costas de El Salvador, docenas de pequeños y medianos  temblores sacudieron el sureste de California, descolocando las casas rodantes  de sus cimientos y rompiendo los vidrios de ventanales en un pequeño pueblo  agrícola al este de San Diego. El sismo de mayor potencia tuvo una magnitud de  5,5 y tuvo su epicentro a 5 kilómetros (3 millas) del pueblo de Brawley, dijo el  centro. Otro sismo ocurrido una hora y media antes con magnitud de 5,3.  Nadie  sufrió lesiones.

Univision

LUIS SEGUESSA  dialoga con el diario El Liberal de Santiago del Estero.

Hay fenómenos climáticos en curso que “nunca antes se dieron”, dijo el investigador. Además, lo que sucede “es grave, pero la gente no se da cuenta”

Publicado el 19/01/2012 – Un investigador uruguayo del cambio climático que advirtió unas semanas antes sobre el tsunami de Japón del año pasado, ahora alertó sobre la posibilidad que se aceleren los fenómenos climáticos como las sequías, las inundaciones, los terremotos y los tsunamis este año a causa del deterioro progresivo de la capa de ozono, la que funciona “como una manta” que protege al planeta de las temperaturas reales del universo que son mucho más elevadas que las que tiene la Tierra al contar con esa protección. Luis Seguessa investiga desde hace más de 20 años el fenómeno del cambio climático y desde la uruguaya Fundación Códigos estudia con otros científicos la evolución del clima. El investigador señaló que no alcanza con plantar más árboles para reponer lo que consumen los autos y lo ya consumido de la capa de ozono: Haría falta poblar de árboles al menos 7 planetas como el nuestro, indicó a EL LIBERAL, en el hotel boutique Awa de Punta del Este.

¿Por qué es relevante hablar en este momento del cambio climático? Nosotros venimos diciendo desde que iniciamos nuestro ciclo de conferencias en enero de 2008 en el Gran Hyatt de San Pablo que hay un inminente peligro por una invención del hombre que tiene más de 100 años y que provoca varias cosas en simultáneo: el cambio climático, el calentamiento global y cataclismos como terremotos y erupciones volcánicas. Una sola máquina es lo que produce todo esto y es muy difícil de creerlo, pero cuando mostramos las pruebas la gente lo entiende: el motor de combustión interno que tienen los vehículos. Hay 800 millones de automotores en el mundo, estos motores se han ideado hace más de 100 años y no han cambiado en nada. Si uno desarma el motor de un Ford T va a ver que adentro tiene lo mismo que tiene hoy un motor 2011, varía su aspecto exterior, pero el motor sigue siendo el mismo.

¿Por qué el motor ocasiona todos estos cataclismos? Porque el inmenso consumo de oxígeno que necesitan los motores para funcionar provocan el debilitamiento de la capa de ozono que es la reserva más importante de oxígeno que tenemos. Estos motores necesitan 5000 partes de oxígeno por cada parte de combustible, por cada tanque de combustible que gastamos consumimos 5000 tanques de oxígeno puro. Si quisiéramos hacer funcionar un vehículo de estos en la luna, para gastar un tanque de combustible necesitaríamos cargar 3 camiones de oxígeno con un tráiler para que se produzca la combustión.

¿Cuál es la relación con el cambio climático? El debilitamiento de la capa de ozono hace que el cambio climático varíe grandemente, esta teoría fue ratificada por la Universidad de Columbia este año. A nosotros, la Fundación Códigos de Uruguay nos fue un gran apoyo porque el haber hecho un estudio y corroborarlo una universidad como esta, nos ha respaldado. Llegaron a la conclusión de que el cambio climático tiene mucho que ver con el debilitamiento de la capa de ozono como lo planteamos nosotros. Por un lado, los motores consumen oxígeno, debilitan la capa de ozono y trastornan el clima o provocan el cambio climático. Por otro, el problema es que las emisiones de gases que ascienden a millones de toneladas anuales están provocando el efecto estufa o calentamiento global que es lo que todos sabemos. Además, estos 800 millones de autos necesitan unos 800 millones de galones de petróleo diario que para ser extraídos todos los días, provocan grandes ahuecamientos en diferentes partes del planeta de un líquido que no es agua, que está a altísimas presiones que hay debajo de la tierra y que al extraerlo, lo provoca con ahuecamientos y que la tierra, las placas contrarresten esta fuerza de presión con la fuerza de la gravedad.

¿Esto está relacionado con lo que sucedió en Japón? Sí, por eso pudimos predecirlo. Desgraciadamente, el 9 de febrero en el hotel Awa decíamos que era inminente una cadena de terremotos con un tsunami, no fue una adivinación, ni una profecía sino fue los 23 años de estudio y entender porqué suceden estas cosas.

¿Que se aceleren los fenómenos es una teoría, o una certeza? El 2012 es un año clave porque se va a dar por primera vez lo que nunca se dio que son terremotos simultáneos, así como va en aceleración el consumo del petróleo, también van a ir en aceleración los problemas tanto en cambio climático como en movimientos sísmicos y erupciones volcánicas. Los cataclismos van a ir en aumento y este año va a haber muchas cosas que nunca pasaron

Así lo piden desde la “Fundación Códigos” en varias conferencias internacionales. “Si no paramos con la tecnología destructiva de los motores de combustión, el planeta se hace trizas”, dijo Luis Seguessa, el presidente de la fundación.

INFOBAE, ARGENTINA. 14-3-2011

Los cataclismos sucedidos en las últimas semanas demuestran que las catástrofes están siendo cada vez más frecuentes y con mayor intensidad, tal como lo viene anunciando el investigador Luis Seguessa, Presidente de la “Fundación Códigos”, desde enero 2008 en varias conferencias internacionales.

El 9 de febrero de 2011, en una conferencia llevada a cabo en el Hotel AWA de Punta del Este y transmitida en vivo online, Luis Seguessa anunciaba que comenzarían una serie de temblores, terremotos y el peligro de tsunamis.

“El calentamiento global, el cambio climático y los movimientos sísmicos hay que medirlos en progresión geométrica y no aritmética como se ha hecho hasta ahora. Solo así podremos entender lo que está sucediendo y todo lo que va a suceder, que será mucho antes de lo previsto”, decía el investigador en una conferencia en San Pablo, Brasil, el 15 de enero de 2008.

La “Fundación Códigos” no ha cesado de anunciar que estas cosas iban a suceder y además predijo la ruptura de la Placa de Wilkins tal como quedó documentado en su momento por varios medios de prensa argentinos y uruguayos. También predijo que iban a comenzar los peligrosos escapes de metano en el Ártico, los cuales comenzaron a suceder en febrero de 2009, y el 9 de febrero de 2011 en Punta del Este predijo ante la atenta mirada de los asistentes y los televidentes conectadas online que comenzaría en breve una serie de terremotos y peligro de tsunamis. Al día siguiente, comenzaron los terremotos en Nueva Zelanda, luego siguió Chile, China y ahora Japón.

“Si no paramos con la tecnología destructiva de los motores de combustión interna y la inmensa extracción de petróleo, el planeta se hace trizas en breve”, sostuvo el especialista. “Están por comenzar una serie de terremotos en distintos lugares como sucedió hace un año, debido a los grandes ahuecamientos que hace la industria petrolera para extraer el oro negro. Se trata de varias hectáreas cúbicas diarias y la continua fuerza de gravedad intenta reacomodar las placas provocando temblores en sus conjunciones. Si no reemplazamos esta obsoleta tecnología de transporte por una tecnología limpia, como la eléctrica, seguirán los desastres naturales con mayor frecuencia e intensidad.

Los tiempos se acortan, los cataclismos seguirán en aumento y el planeta y todo el ecosistema no podrán soportarlo.  No podemos seguir consumiendo tanta cantidad de oxígeno con los motores de combustión de nuestros vehículos, no podemos seguir emitiendo toneladas de azufre al año a la atmósfera y no podemos seguir extrayendo un líquido que está a altas presiones como si estuviéramos extrayendo agua porque esto es lo que causa todo el desequilibrio del planeta”, afirmó Seguessa.

El consumo de aire de un motor es igual al aire que consumen 700 personas en el mismo tiempo. Además, la extracción de millones de galones diarios de petróleo para alimentar una flota automotriz de más de 800 millones de unidades está dejando perforaciones y ahuecamientos enormes en todo el planeta, causando los temblores y tsunamis, ya que esta intenta reacomodarse por la constante fuerza de gravedad.

La Fundación Códigos presenta como única solución al momento el auto eléctrico, ya que no emite gases ni consume oxígeno y tiene mejores prestaciones que los autos convencionales, y por eso invita a las personas preocupadas por el tema a formar parte de su campaña mundial Combustión Cero entrando a su site www.fundacioncodigos.org