Así lo piden desde la “Fundación Códigos” en varias conferencias internacionales. “Si no paramos con la tecnología destructiva de los motores de combustión, el planeta se hace trizas”, dijo Luis Seguessa, el presidente de la fundación.

INFOBAE, ARGENTINA. 14-3-2011

Los cataclismos sucedidos en las últimas semanas demuestran que las catástrofes están siendo cada vez más frecuentes y con mayor intensidad, tal como lo viene anunciando el investigador Luis Seguessa, Presidente de la “Fundación Códigos”, desde enero 2008 en varias conferencias internacionales.

El 9 de febrero de 2011, en una conferencia llevada a cabo en el Hotel AWA de Punta del Este y transmitida en vivo online, Luis Seguessa anunciaba que comenzarían una serie de temblores, terremotos y el peligro de tsunamis.

“El calentamiento global, el cambio climático y los movimientos sísmicos hay que medirlos en progresión geométrica y no aritmética como se ha hecho hasta ahora. Solo así podremos entender lo que está sucediendo y todo lo que va a suceder, que será mucho antes de lo previsto”, decía el investigador en una conferencia en San Pablo, Brasil, el 15 de enero de 2008.

La “Fundación Códigos” no ha cesado de anunciar que estas cosas iban a suceder y además predijo la ruptura de la Placa de Wilkins tal como quedó documentado en su momento por varios medios de prensa argentinos y uruguayos. También predijo que iban a comenzar los peligrosos escapes de metano en el Ártico, los cuales comenzaron a suceder en febrero de 2009, y el 9 de febrero de 2011 en Punta del Este predijo ante la atenta mirada de los asistentes y los televidentes conectadas online que comenzaría en breve una serie de terremotos y peligro de tsunamis. Al día siguiente, comenzaron los terremotos en Nueva Zelanda, luego siguió Chile, China y ahora Japón.

“Si no paramos con la tecnología destructiva de los motores de combustión interna y la inmensa extracción de petróleo, el planeta se hace trizas en breve”, sostuvo el especialista. “Están por comenzar una serie de terremotos en distintos lugares como sucedió hace un año, debido a los grandes ahuecamientos que hace la industria petrolera para extraer el oro negro. Se trata de varias hectáreas cúbicas diarias y la continua fuerza de gravedad intenta reacomodar las placas provocando temblores en sus conjunciones. Si no reemplazamos esta obsoleta tecnología de transporte por una tecnología limpia, como la eléctrica, seguirán los desastres naturales con mayor frecuencia e intensidad.

Los tiempos se acortan, los cataclismos seguirán en aumento y el planeta y todo el ecosistema no podrán soportarlo.  No podemos seguir consumiendo tanta cantidad de oxígeno con los motores de combustión de nuestros vehículos, no podemos seguir emitiendo toneladas de azufre al año a la atmósfera y no podemos seguir extrayendo un líquido que está a altas presiones como si estuviéramos extrayendo agua porque esto es lo que causa todo el desequilibrio del planeta”, afirmó Seguessa.

El consumo de aire de un motor es igual al aire que consumen 700 personas en el mismo tiempo. Además, la extracción de millones de galones diarios de petróleo para alimentar una flota automotriz de más de 800 millones de unidades está dejando perforaciones y ahuecamientos enormes en todo el planeta, causando los temblores y tsunamis, ya que esta intenta reacomodarse por la constante fuerza de gravedad.

La Fundación Códigos presenta como única solución al momento el auto eléctrico, ya que no emite gases ni consume oxígeno y tiene mejores prestaciones que los autos convencionales, y por eso invita a las personas preocupadas por el tema a formar parte de su campaña mundial Combustión Cero entrando a su site www.fundacioncodigos.org 

Luis Seguessa presenta la causa de las desapariciones en el triangulo de las bermudas dentro de su ciclo de investiagción en VTV Internacional.

Logo COMBUSTION CERO

La Fundación Códigos lanzó su campaña “Combustión Cero – Iniciativa mundial pro auto eléctrico” en Punta del Este, donde se espera poder concientizar acerca de los efectos nocivos que producen los combustibles fósiles. Podés adherir a la iniciativa sumando tu firma al documento que será presentado en la Cumbre de Cambio Climático de la ONU en México 2010.

“La solución para frenar el recalentamiento global y el cambio climático no pasa por un cambio de combustible para mitigar las emisiones de gases sino por un cambio de tecnología”, afirmó Luis Seguessa, presidente de la Fundación Códigos, durante su disertación en Uruguay. “Los motores de los vehículos necesitan cinco mil partes de oxígeno por cada parte de combustible para funcionar y este consumo desmedido de oxígeno es la principal causa del deterioro de la capa de ozono, nuestra principal reserva de oxígeno, provocando el recalentamiento global y el cambio climático. La única solución para revertir el problema es el uso masivo del auto eléctrico, el cual posee una tecnología de cero emisión y cero consumo de oxígeno”, puntualizó el especialista en medio ambiente. A partir de ahora, las personas preocupadas por esta grave problemática podrán ingresar en el site de la Fundación Códigos  www.fundacioncodigos.org y dejar su firma de adhesión haciendo un click en el banner “Combustión Cero”. Todas las firmas serán presentadas en la Cumbre de Cambio Climático de la ONU en México 2010. “Si no se tiene en cuenta el consumo de oxígeno, ningún tratado contra el cambio climático será eficaz, y lamentablemente los tiempos se están agotando. Hay mucha falta de información sobre el tema, por ello hemos creado esta campaña para concientizar a nivel global”, dijo Seguessa.

La Fundación Códigos nació en Punta del Este, Uruguay. Fue creada por el investigador Luis Seguessa y un grupo de profesionales preocupados por el futuro del planeta. Su principal objetivo es dar a conocer la real causa del cambio climático y su solución para restablecer el equilibrio perdido.

Contacto Solidario.

Publicado por Ecohuella de Colombia.

El estudioso uruguayo Luis Seguessa afirmó que el debilitamiento de la capa de ozono se produce por el consumo de aire por parte de los motores a combustión, la capa de ozono no es solamente un reservorio de oxígeno, sino también una manta natural que nos protegía del inmenso frío del espacio exterior y de la potente fuerza calórica del sol.

Al perder esta manta, estamos experimentando cambios abruptos de temperatura en un mismo día, y esto irá en aumento, señaló Seguessa en un encuentro que se desarrolló en la ciudad de Mar del Plata.

Son 20.000 millones de litros de aire que se consumen por segundo en el planeta y se devuelven a la atmósfera a medio quemar y en forma explosiva. Veinte por ciento de esto es oxígeno que es tomado de la capa de ozono. La cifra es tan grande que no le da tiempo a lo verde a reponer esta pérdida.

La velocidad de pérdida de ozono se está dando con progresión geométrica y no aritmética como se piensa, y en muy poco tiempo la gran fuente natural de abastecimiento de oxígeno del planeta, que es la capa de ozono, se agotará.

Por eso, propuso a las automotrices la sustitución de los motores a combustión por motores eléctricos que no consuman aire y, a las personas, que planten al menos siete árboles en su vida.