Metano del ártico

 

 

El deshielo del Ártico no solo aumentará el nivel del mar inundando casi todas ciudades importantes del planeta, sino que también producirá una catástrofe a nivel global debida a la tremenda emisión de gas metano.

¿Qué es el gas metano?

La universidad politécnica de la ciudad siberiana de Tomsk ha puesto en marcha un programa internacional de estudio de las posibles consecuencias de la fusión de los glaciares del Ártico. Expertos de Rusia, EE.UU., Suecia, Países Bajos, Gran Bretaña y otros países han unido esfuerzos para estudiar el problema y prevenir la catástrofe que entrañaría la emisión de unos quinientos campos de metano que se encuentran bajo los espesos hielos glaciales.

De acuerdo con los científicos, en el peor de los escenarios, la humanidad se enfrentaría una catástrofe global para paliar sus consecuencias, que requeriría la suma de los presupuestos de todos los países del planeta.

Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone ¨ El hidrato de metano, como hemos explicado en otras oportunidades, que se forma bajo tres circunstancias indispensables, las cuales son, intenso frió, elementos orgánicos en descomposición y por último la presencia de más 50 atmósferas de presión¨

El año pasado fueron organizadas dos expediciones internacionales al Ártico para estudiar a fondo el efecto de la degradación del ‘permafrost’ bajo el agua sobre el clima del planeta en el mar de Láptev y en el Océano Ártico. En esta última expedición, a bordo del rompehielos de investigación Oden, participaron 80 expertos de 15 universidades del mundo. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone ¨ Nuestra tesis, dice que esos restos orgánicos que se encuentran en el fondo del mar, no son restos fósiles, si no toda la materia fecal, que los seres humanos, enviamos al mar diariamente¨

“A profundidades de 60 a 100 metros fueron detectadas enormes emisiones de metano. En estas aéreas el ‘permafrost’ se encuentra en contacto con agua tibia del fondo durante aproximadamente 9.000-10.000 años, lo que es suficiente para que el agua se descongele.

[…] En total, durante nuestra última expedición en Oden pudimos hallar unos 500 campos anómalos de expulsiones de metano”, contó al diario ruso ‘Rossiskaya Gazeta’el científico ruso Igor Semiletov, uno de los participantes de la expedición.

Es decir, el derretimiento de los glaciares conlleva la liberación a la  atmósfera del metano que se encuentra en las profundidades del Ártico, y este gas no expulsado puede afectar de forma impredecible a la ecología de la Tierra. Los científicos involucrados en el programa contemplan cuatro opciones: desde la más suave a la extremadamente terrible, la que los investigadores tachan de ‘catastrófica’. De acuerdo con esta última previsión, la concentración de las emisiones de metano se incrementará en varias veces.

“Si esto sucede, el Protocolo de Kioto parecería un escenario demasiado optimista”, aseguró Semiletov.

El científico señaló que los investigadores de Países Bajos han estudiado el escenario  ‘catastrófico’ mediante un modelo económico, llegando a la conclusión de que la lucha contra las consecuencias de una catástrofe semejante requerirá unos 70 billones de dólares. “Este es el presupuesto de todas las economías del mundo”, dijo el explorador ruso “El clima no tiene fronteras nacionales. Todos lo pasarán mal”, recalcó.

 

Fuente:

http://elespectadoranimal.com/el-metano-del-artico-podria-destruir-a-la-humanidad/

Tormenta solar

El 7 de enero de 2014, el Sol desató una gran llamarada solar, pero nuestro campo magnético de la Tierra consiguió evitarlo.

La NASA, alertó en 2012, que una tormenta solar se dirigía hacia la Tierra y que podría impactarla  en 2014. Sin embargo, el hecho no ocurrió, ya que la tormenta se alejó del campo magnético del planeta.

Una tormenta solar se constituye de varias explosiones en la fotósfera del Sol. Lo que porvocan estas explosiones es una gran liberación de energía y radiación electromagnética que podría afectar algunos aspectos de la vida en nuestro planeta. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone que  “para un mundo como el que tenemos hoy, que está basado y apoyado íntegramente en la energía eléctrica, una tormenta electromagnética podría causar un derrumbe de todos los sistemas¨.

Según el sitio www.quo.es, “de dirigirse hacia la Tierra, lo hacen en tres fases, aunque no todas tienen que ocurrir en una tormenta solar (…) la última fase produciría una eyección de masa coronal, la que trae un montón de partículas cargadas que pueden alcanzar nuestra atmósfera. El problema es, que si este punto se produce, las partículas solares pueden llegar a interactuar con el campo magnético de nuestro planeta, lo que provocaría grandes fluctuaciones electromagnéticas”.

Por razones que no se han podido explicar,  la tormenta que llegaría en 2014 no tuvo las repercusiones de la de 1859, la mayor tormenta solar registrada hasta el momento. Los científicos están investigando por qué ésta se alejó de nuestro campo magnético, con el fin de predecir los comportamientos de futuras tormentas solares en un futuro.

Fuente:

news.discovery.com

www.quo.es

Según el sitio de monitoreo de la actividad volcánica Volcano Discovery, unos 40 volcanes de todo el mundo están en erupción en este mismo momento. La cifra es todavía más impactante si se tiene en cuenta que es incluso superior a la media de erupciones anuales registradas en el siglo XX, afirma el columnista Michael Snyder.

Durante todo el siglo pasado entraron en erupción 3.542 volcanes, lo que da un promedio de unas 35 erupciones por año, escribe Snyder en el sitio informativo Info Wars.

Si actualmente están en erupción 40 volcanes, el número ya es superior a la media anual del siglo XX.

Según aclara Snyder, geográficamente la mayor parte de estas erupciones de volcanes se producen en el Cinturón de Fuego del Pacífico (un anillo gigántico que se extiende sobre el perímetro exterior del océano Pacífico). Su cifra asciende a 34, “solo seis volcanes restantes están fuera del Cinturón de Fuego”.

Además, el autor afirma que “los sistemas de supervolcanes activos de casi todo el mundo muestran signos de inflación, una indicación temprana de que la presión en ellos está aumentando”. Se refiere a Islandia (hogar de algunos de los volcanes más peligrosos del planeta), el Santorini (en Grecia), el Uturuncu (Bolivia), las calderas de Yellowstone y Long Valley en EE.UU., la Laguna del Maule en Chile, y el Campi Flegrei italiano, entre otros.

En este mapa elaborado por Volcano Discovery puede ver qué volcanes están actualmente en erupción.

mapa volcanes

Original en: http://earthquakes.volcanodiscovery.com/#

 

Tomado de : https://angel2840148089.wordpress.com/2015/05/15/unos-40-volcanes-de-todo-el-mundo-estan-en-erupcion-en-este-mismo-momento/

9

 

16.12.14

La carrera internacional donde compiten exclusivamente autos eléctricos estuvo este fin de semana a Punta del Este y en enero a Buenos Aires. Fundación Códigos estuvo presente en el gran acontecimiento.

Punta del Este – Durante el sábado 13 de diciembre, los uruguayos pudieron disfrutar de uno de los espectáculos más impresionantes del último tiempo. Autos de última generación, totalmente eléctricos, transitaron por el circuito ubicado en el sector de Playa Brava en el conocido balneario uruguayo frente a un público de más de 10 mil personas.

La carrera de la Formula E es el primer Gran Premio Eléctrico de la historia. Conocida como el equivalente a la Formula 1, pero con automóviles eléctricos exclusivamente, fue lanzada en septiembre de este año en Beijing. El campeonato es organizado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA), incluye otras 9 ciudades, entre ellas las sudamericanas Punta del Este, Uruguay, donde se realizó la tercera fecha y Buenos Aires, Argentina, donde estará el 10 de enero de 2015.

“Es muy importante para Uruguay y Argentina que esta competencia de Fórmula E llegue acá (…) la carrera representa el comienzo de lo que se viene, la transformación del transporte en el mundo, algo que nosotros insistimos que es la única solución que tenemos para los problemas de cambio climático y calentamiento global”, menciona Luis Seguessa, Presidente de Fundación Códigos.

Según datos de esta Fundación, creada en Punta del Este y que promueve el uso de los vehículos eléctricos para hacer frente a los problemas de cambio climático y calentamiento global, los automóviles de combustión interna, es decir, los tradicionales, son los mayores responsables de estos problemas. Esto, porque además de emitir gases tóxicos al ambiente, consumen grandes cantidades de oxígeno para funcionar. “En el mundo se consumen 10 mil millones de litros oxígeno puro por segundo a causa del transporte dependiente de combustibles fósiles, esto genera un daño en el ozono y en el equilibrio de la Tierra. Los autos a combustión están deteriorando los ecosistemas y el clima (…) esto va a aumentar porque la industria automovilística también aumenta, cada vez hay más consumo de petróleo, emisiones de gases y se consume más oxigeno para que estas maquinas funcionen”, precisa Seguessa.

“Esta nueva tecnología no sólo nos dará un excelente espectáculo sino que nos está abriendo la puerta a un mundo mejor”, dice Seguessa.

En esta oportunidad, el suizo Sebastien Buemi, con una unidad del equipo Dams-Renault, se impuso en la moderna categoría de los monoplazas de la Fórmula E.

Buemi arribó en punta al cabo de 31 vueltas giradas al pintoresco escenario del balneario uruguayo, escoltado por los brasileños Nelson Piquet (Junior) de China Racing a 732/1000 y Lucas Di Grassi de Audi Sport a 2s.634/1000, completando el podio, de acuerdo a lo informado por los organizadores.

Con este resultado, el campeonato continúa liderado por Di Grassi, con 58 puntos, seguido por Buemi y el inglés Sam Bird, ambos con 40 unidades..

Santiago del Estero. Se trata de los Premios Changuitos 2014, distinción otorgada por la fundación Conciencia y Acción Ciudadana (CyAC), presidida por el ministro de Economía de la Provincia, Atilio Chara.

El galardón reconoce la destacada participación de personas en los ámbitos de deporte, formación cívica, salud, acción humanitaria, música, artes plásticas y servicio a la comunidad.

Este año, la institución reconoció el trabajo de la Fundación Códigos y a su presidente, el investigador Luis Seguessa, por sus acciones en torno a la concientización medioambiental y la defensa de nuestro planeta.

28.11.14
Hace algunos días presenciamos la primera fecha del Desafío Eco, competencia realizada en Argentina a cargo de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y el Automóvil Club Argentino. En ella, alumnos y alumnas de liceos industriales y técnicos fabricaron un automóvil eléctrico de cero emisiones, equipado con baterías de gel, para competir en el circuito.

Sin bien ninguno de estos vehículos podría utilizarse cotidianamente en nuestras ciudades, representan una idea muy simple, pero que a veces cuesta ver: en el mundo actual existe la tecnología suficiente para la fabricación de automóviles eléctricos. Incluso estos pueden ser construidos por chicos y chicas de secundaria.

Contra una especie de prejuicio generalizado respecto a la lentitud de los autos eléctricos, está la Formula E. La llamada versión ecológica de la Formula 1, se realiza exclusivamente con vehículos con motor a electricidad. Esos autos pueden llegar a los 240 kilómetros por hora y acelerar de 0 a 100 en 2,8 segundos ¿Qué más veloz se necesita ser?

Estos son sólo pequeños ejemplos de la realidad que está ahí. Por ejemplo, la fábrica de automóviles Tesla comercializa desde hace años autos con las mismas prestaciones (o tal vez mejores) que los autos convencionales a combustión. Mismas comodidades, mismas funcionalidades, pero con una enorme diferencia: estos vehículos son ecológicos, sin consumo de oxígeno, sin emisiones tóxicas.

Un auto que funciona con un motor dependiente de combustibles fósiles consume 700 veces más oxígeno que una persona en el mismo tiempo. El resultado es que se consumen en promedio 6 mil millones de litros de oxígeno puro por segundo. Esta excesiva “quema” de oxígeno no pasa desapercibida para el planeta. Al haber una falta de este elemento en la atmósfera a nuestro nivel, el ozono se transforma en oxígeno para suplir ese déficit. Como consecuencia tenemos el deterioro de la capa de ozono y todos los problemas que esto conlleva.

Junto con esto, los dos mil millones de motores a combustión generan 40.000 millones de toneladas de gases tóxicos al año que son emitidos a la atmósfera con una enorme carga de azufre que también contribuye al consumo de oxígeno, contaminando el mismo aire que respiramos y que le da vida a todo el ecosistema planetario.

Este problema no es una novedad y en varias conferencias de la comunidad internacional se ha reconocido que el transporte es uno de los principales agentes contaminantes a nivel global. Sin embargo, los cambios de tecnología en la forma en cómo nos trasladamos avanzan a un ritmo muchísimo más lento que el deterioro ambiental. A este paso no lograremos siquiera tener un atisbo del planeta que tuvimos para dejarle a las futuras generaciones.

El cambio hacia vehículos eléctricos es el camino para mejorar este escenario. Con autos sin consumo de oxígeno y sin emisiones circulando en las grandes ciudades del planeta, el panorama ambiental cambiaría bastante. Por supuesto que no es la única solución, sin embargo, es la que tenemos más al alcance de nuestras manos en la actualidad.

La tecnología para hacerlo ya existe, e incluso varias empresas que tienen una versión eléctrica de sus vehículos, Ford, Nissan o Fiat, por nombrar algunas. Pese a esto, el alcance de estos modelos no se ha masificado. Existen muchos países donde no hay oferta de vehículos eléctricos y si la hay, los elevados precios no permiten que sean de acceso masivo.

Hace pocos meses apareció en los medios una declaración del CEO de Fiat Sergio Marchionne pidiendo que no compraran el modelo eléctrico que su misma compañía fabrica pues no le genera ganancias. Si desde las mismas industrias recibimos este tipo de “incentivo”, difícilmente se podrá masificar esta solución que tanto urge.

Este es sólo un ejemplo que revela la falta de voluntad de las industrias y nuestros gobernantes. Los avances tecnológicos permiten hoy hacer el gran cambio, sin embargo, hasta hoy se han privilegiado los intereses económicos que genera esta industria y no los intereses de la vida, que, al menos para nosotros, son mucho más importantes.

Luis Seguessa
Investigador y Presidente de Fundación Códigos
Punta del Este, Uruguay

20.11.14
El equipo de Fundación Códigos estuvo presente en el 5to Congreso Internacional Solar Cities 2014, en Buenos Aires, Argentina

Se trata de un evento de renombre internacional que ha logrado posicionarse como una de las máximas expresiones de la innovación en materia de energías renovables y sus aplicaciones en grandes ciudades.

En este se conjugan la voz científica, el sector público, la sociedad civil y el sector privado, el diálogo y el consenso en la construcción de propuestas colectivas, y el foco en la búsqueda de soluciones prácticas que resuelvan los problemas cotidianos de las personas.

El cambio climático es uno de los grandes desafíos que las sociedades enfrentan actualmente, y el eje de las políticas ambientales de diversos países. En este marco, las ciudades tienen un papel central, no sólo en cuanto consumen el 75% de la energía mundial y son responsables de la emisión de aproximadamente el 80% de los gases de efecto invernadero, sino también porque pueden llevar a cabo estrategias de diversa índole para enfrentar esta problemática.

Nuestro equipo, siempre interesado sobre las principales tendencias y propuestas respecto al calentamiento global, cambio climático y sus soluciones, estuvo presente en esta quinta edición