apocalypse

Incertidumbre, riesgo, crisis, peligros globales, caos.

Son algunos de los conceptos más repetidos en el último informe de la ONU que un panel inter gubernamental (formado por 60 científicos y representantes de un centenar de países) discute estos días en Japón. El documento ha sido elaborado por la agencia sobre cambio climático de naciones unidas, pero su perspectiva no se limita a describir el actual impacto ambiental, como en ocasiones anteriores, sino que centra su foco en el análisis de las amenazas contra la civilización. Sus conclusiones no son nada halagüeñas y vienen a reforzar, mediante una escalofriante mímesis, las mismas advertencias lanzadas en un reciente estudio financiado por la Nasa. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone: ¨Este estudio revela que nos queda mucho menso tiempo de lo que todos pensamos¨

Las catástrofes naturales producidas durante el pasado año, junto a los efectos del clima extremo, con sequías, olas de calor, inundaciones y ciclones, han dejado a su paso graves problemas de abastecimiento, hiperinflación y ciertos conatos de revuelta. El nuevo enfoque de la ONU ya no se centra en el deshielo de los glaciares y el peligro que supone para los osos polares la alteración de su hábitat. Esta vez se apuntan las seriasdificultades que enfrentará la civilización en un periodo no muy lejano, de entre cuatro y ocho décadas. El reto ahora es “buscar la supervivencia de la especie humana”.

Un punto de inflexión en las lecturas sobre el clima, que según Michel Jarraud, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, “es el resultado de la acción humana”. Por tanto, como apuntan en las conclusiones, en nuestras manos está revertir esta tendencia o, al menos, reducir el devastador efecto de dichas amenazas. El informe que aún no ha sido publicado, pues necesita todavía la aprobación de los representantes de todos los países de la ONU, propone la publicación de un documento más sintético, de unas 29 páginas, destinado a los responsables políticos. Luis Seguessa, 

Los riesgos y amenazas para la civilización

Aún hay margen para tomar medidas, aseguran. De lo contrario, la pobreza, las migraciones o el hambre, resultantes de estas catástrofes naturales, se convertirían en una fuente constante de conflictos. La disminución de recursos incentivaría la guerra por el acceso a bienes de primera necesidad, advierte la versión preliminar del informe, “empujando a los Estados a asumir nuevos desafíos y determinando, cada vez más, las políticas de seguridad nacional”. Presidente de la Fundación Códigos expone: ¨Creemos que este es un problema macro, que va mucho mas allá de la decisión propia, pero entendemos que en la medida que estemos informados, podemos ayudar entre todos a revertir este tipo de problemas¨

Como telón de fondo, la agravación de los fenómenos meteorológicos extremos ya apunta a una menor supervivencia de especies animales y vegetales, al descenso de los rendimientos agrícolas, el aumento de enfermedades asociadas a la contaminación y el desplazamiento de grandes masas de población.“Una desestabilización de los actuales equilibrios” que pondría en riesgo la continuidad de la civilización, según los expertos que se han basado en cientos de estudios anteriores sometidos a la opinión de la comunidad científica.

“Está muy claro, no estamos preparados para asumir este tipo de situaciones”, reconocía tras uno de los encuentros el autor principal del informe, Chris Field, a la agencia Associated Press. Unos riesgos que podrían encuadrarse en cinco grandes bloques:

Violencia y enfrentamientos entre países por el acceso los recursos

Por primera vez, el panel de expertos ha hecho hincapié en la asociación entre calentamiento global y conflictos bélicos. En primera instancia, matizan, no causará guerras abiertas entre países, pero se convertirá en un factor de desestabilización que acrecentará los motivos de enfrentamiento. Las repercusiones transfronterizas (reducción de las zonas heladas del planeta, de las fuentes de agua compartidas o de los recursos alimentarios) “tienen el potencial de aumentar la rivalidad entre estados”.

Un buen ejemplo es el fenómeno climático de El Niño, capaz de alterar la disponibilidad de alimentos básicos en numerosos puntos del planeta, ocasionando problemas de abastecimiento, hiperinflación y, en última instancia, revueltas sociales, como se analizaba recientemente en Valor Añadido. Y es que, “el origen de la abortada primavera árabe hay que buscarlo ahí”, aclaraba el autor.

Aumento del precio de los alimentos y ‘puntos calientes’ de hambre

Los precios de los alimentos y materias primas agrícolas aumentarán entre un 3 y 84% hasta el año 2050. A medida que se vaya encareciendo la comida, paralelamente irán surgiendo “puntos calientes” de hambre en la ciudades. De hecho, el antecedente de la crisis financiera fue la crisis alimentaria.

Por cada grado centígrado que aumente el calentamiento global, los recursos de agua potable disminuirían en un 20%Por su parte, la organización Oxfam, presente en estos encuentros celebrados en la ciudad japonesa de Yokohama, advirtió que el cambio climático podría perjudicar la lucha contra el hambre en el mundo. Sólo durante la próxima década, la producción mundial de cereales se reduciría en un 2%, mientras que la demanda aumentaría en un 14% de aquí a 2050.

Amplios territorios sin acceso a recursos hídricos

Según la versión aún no definitiva del documento, por cada grado centígrado suplementario (de calentamiento), los recursos de agua potable disminuirían en un 20%. O lo que es lo mismo, un 7% de la población mundial no tendría acceso a este recurso vital. Simultáneamente, los riesgos de inundaciones, en particular en Europa y Asia, aumentarían sensiblemente a causa de la emisión de gases de efecto invernadero, en consonancia con las tesis de James Lovelock, autor de la refrendada hipótesis de Gaia. La creciente contaminación del agua se convertiría en una fuente de trasmisión de infecciones.

Desigualdad económica y generalización de la pobreza

Los pobres serán más pobres, las clases medias perderán poder adquisitivo y los ricos serán más ricos. Unas desigualdades económicas que sientan las bases de un posible colapso de la civilización, como ya vaticinaba el citado estudio la Nasa.

Enfermedades crónicas y auge de las infecciones

La mala alimentación, las olas de calor o la contaminación agravarán los problemas de salud de la población. Sin embargo, el informe señala que los efectos del deterioro medioambiental sobre la salud humana es uno de los que menos gravedad reviste, en comparación con el resto. Presidente de la Fundación Códigos expone: ¨Recién estamos observando todo lo que nos podría ocurrir, de seguir el ser humano con esta conducta depredadora¨

( Fuente El Confidencial )

amazonas

Un reciente estudio científico publicado en Nature sostiene que por los extremos en las precipitaciones esa cuenca fluvial ya no refrescará la atmósfera y comenzará a emitir más gases contaminantes de los que consume.

El Amazonas dejará de enfriar la atmósfera y se convertirá en una fuente de dióxido de carbono (CO2) si continúa el cambio climático y los extremos en las precipitaciones, según un estudio publicado en la revista británica Nature. Un equipo internacional de científicos, liderado por Luciana Gatti, del Instituto de Pesquisas Energéticas y Nucleares de San Pablo, Brasil, analizó la cantidad de carbono emitido a la atmósfera en la cuenca del Amazonas en 2010, un año extremadamente seco, y en 2011, en el que el volumen de precipitaciones superó lo habitual.
Los resultados de la investigación demostraron que en el año de sequía, el que hasta ahora era considerado el “pulmón del planeta” liberó cantidades “sustanciales” de dióxido de carbono a la atmósfera, mientras que en el año húmedo liberó y absorbió la misma cantidad. En 2011, el balance de CO2 en la cuenca del Amazonas se mantuvo neutral, pero en ninguno de los dos casos consiguió reducir la cantidad de ese gas contaminante en la atmósfera ni fomentó su enfriamiento. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone: ¨ Esta noticia nos deja claro, unas vez más que los trastornos que hace el ser humano, en el planeta son catastróficos¨

“El Amazonas está cambiando según observamos más años muy secos y más muy húmedos. Si esta tendencia continúa, la región se convertirá en una fuente de dióxido de carbono para la atmósfera que acelerará el calentamiento global”, señaló John Miller, del Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales de la Universidad de Colorado (EE UU), participante en el estudio.

Las condiciones de sequía de 2010 provocaron, por un lado, que la selva amazónica no creciera y que, al reducirse la fotosíntesis, la vegetación absorbiera menos dióxido de carbono, y, por otro, que aumentaran los incendios y la emisión de dióxido de carbono.

Por el contrario, en 2011, las precipitaciones sí fomentaron el crecimiento de la vegetación, que absorbió más dióxido de carbono del que emitió.

El cambio climático, las variaciones extremas en las precipitaciones y el aumento de la temperatura provocaron un aumento del dióxido de carbono emitido en el Amazonas y podrían convertir esa zona verde del planeta, que antes contribuía al enfriamiento, en un emisor de ese gas acelerador del calentamiento global. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone: ¨El amazonas puede ser el gran pulmón del mundo, o puede convertirse en un gran emisor de Co2¨

Desarrollada alrededor del río Amazonas y de su vasta cuenca fluvial, la extensión de la selva llega a los 6 millones de km². El Amazonas es el lugar con la mayor biodiversidad del planeta. En una sola hectárea de bosque se registraron en promedio 400 especies diferentes de árboles y plantas. Con un quinto de todas las especies de pájaros de la tierra, 2000 especies de mamíferos y 2000 de peces, además de 2,5 millones de especies de invertebrados, el bosque pluvial tropical suramericano es considerado como el lugar biodiverso más precioso del mundo. Hasta ahora.

La voz de alerta de un premio nobel

El premio Nobel de Química mexicano Mario Molina advirtió recientemente que los principales gobiernos mundiales “no se están tomando en serio” el calentamiento global, problema que, de no atajarse, podría conllevar incluso la desaparición del Amazonas.

“Ya hay cambios muy preocupantes” como los episodios extremos de inundaciones, sequías y los grandes huracanes, aseguró Molina, que confía en que la sociedad reaccionará a tiempo.

El físico atmosférico mexicano recordó que uno de los compromisos alcanzados en la Cumbre del Clima de Copenhague de 2009 fue evitar que la temperatura media del planeta aumentara por encima de 2 grados celsius en 2050, lo que en su opinión no se está cumpliendo, “porque ya ha subido un grado”. El acuerdo lo firmaron Estados Unidos y China, y “quizá no lo estén desarrollando por miedo a la pérdida de competitividad económica”, pero el aumento es un hecho y el clima “ya está cambiando”, indicó.

Molina, galardonado con el Nobel en 1995, aseguró que la opinión de la comunidad científica al respecto es “unánime”, por mucho que se quiera dar una imagen de “división” entre los expertos, que únicamente discrepan sobre si la temperatura se elevará de 3 a 5 grados o de 6 a 7 antes de que finalice este siglo.

Según pronostica el Nobel, a corto plazo, el calentamiento provocará “sequías e inundaciones más acentuadas, aumento de los incendios forestales y de las olas de calor”. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone: “La vida en el planeta es un delicadísimo equilibrio que tenemos que cuidar”

Fuente: http://www.solsticio-peru.org/web/uncategorized/alerta-mundial-el-amazonas-ya-no-sera-mas-el-pulmon-del-planeta/

auto electrico

 

En el objetivo de convertir al Ecuador en uno de los países más eficientes en cuanto al uso de energía y protección del medio ambiente, el Gobierno Nacional trabaja en fomentar el uso del carro eléctrico en las ciudades. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone: ¨ Que necesitamos los demás países de Latinoamérica, Para seguir este ejemplo del presidente Correa, en el cual hace una comparación muy simple pero real, en la cual podemos ver claramente, que la contaminación se reduce abruptamente en un vehículo eléctrico¨

El anuncio lo realizó el Presidente Rafael Correa, quien comparó las ventajas de la utilización de un vehículo eléctrico frente a los perjuicios ambientales y económicos de un vehículo a gasolina.

Así detalló que un vehículo a gasolina gasta por concepto de combustible un promedio de 82,56 dólares al mes y en mantenimiento unos 45 dólares. En cuanto a contaminación aseguró que por cada kilómetro (km) recorrido, este vehículo, genera alrededor de 212,5 gramos de CO2 y unos 80 decibeles de ruido.Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone: ¨ Muchas veces nos han preguntado, si la energía para cargar un auto viene de una central térmica, la cual funciona a petróleo o a carbón estaríamos contaminando igual, esto no es cierto, por que aun  que la energía eléctrica, provenga de una central térmica, aun asi reduce muchísimo la contaminación para el planeta¨

Mientras que un auto eléctrico requiere al mes unos 31,53 dólares en recarga eléctrica y 20 dólares en mantenimiento. Un ahorro de alrededor de 65 dólares al mes. Respecto a contaminación, el carro eléctrico genera 0 gramos de CO2 por km recorrido y 0 decibeles en ruido.

El Presidente Rafael Correa destacó varios aspectos positivos como consecuencia del uso de los carros eléctricos, entre ellos, el desarrollo de nuevas profesiones, talleres especializados y técnicos, infraestructura electrónica y capacitación así como la creación de nuevas áreas de investigación, usos de energía y aprovechamiento de tecnologías limpias. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone: ¨Un vehículo eléctrico mediano, necesitan 20 kilowatts para circular unos 200 Kilómetros¨

El Mandatario insistió, además, que se planea iniciar actividades piloto con el sector del taxismo y la posibilidad de generar incentivos para introducir con fuerza los carros eléctricos en el mercado ecuatoriano. JEF /ElCiudadano.

Fuente:

http://www.elciudadano.gob.ec/gobierno-busca-fomentar-el-uso-del-carro-electrico-en-las-urbes/

 

 

peces

Un equipo de investigadores alemanes y canadienses han descubierto zonas con niveles de oxígeno extremadamente bajos, en el Atlántico Norte tropical, varios cientos de kilómetros frente a la costa de África Occidental. Los niveles medidos es estas “zonas muertas”, inhabitables para la mayoría de los animales marinos, son los más bajos registrados hasta ahora en aguas atlánticas de mar abierto. Las zonas muertas se crean en torbellinos, caracterizados por grandes masas arremolinadas de agua que se mueven lentamente hacia el oeste. En el caso de que se topen con una isla, es probable que causen la muerte masiva de peces costeros y otros animales del litoral, a menudo una fuente importante de alimentación para los eventuales residentes humanos de la isla. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone ¨cuando hablamos de falta de Oxigeno en el agua no hablamos del oxigeno molecular, mucha gente no puede entender cómo es que falte oxigeno en el agua, por eso hablamos del oxigeno disuelto en el agua que proviene desde el aire ¨
Por su falta de oxígeno, en las zonas marítimas muertas la mayoría de los animales marinos, incluyendo por ejemplo peces y cangrejos, no pueden vivir. En estas zonas, solo prosperan ciertos microorganismos. Además de por su impacto medioambiental, las zonas muertas son un problema económico para la pesca comercial, dado que las concentraciones muy bajas de oxígeno han estado relacionadas con capturas de pescado más reducidas en el Mar Báltico y en otras partes del mundo. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone ¨ Con 40 micro moles de oxigeno, por litro de agua sería suficiente para que los peces puedan sobrevivir¨

Antes del reciente estudio realizado por el equipo de Johannes Karstensen, científico del GEOMAR (Centro Helmholtz de Investigación Oceánica) en Kiel, Alemania, se pensaba que en el Atlántico Norte, a mar abierto, se hallaban concentraciones de oxígeno mínimas de unos 40 micromoles por litro de agua marina, o alrededor de un mililitro de oxígeno disuelto por litro de agua marina. Esta concentración de oxígeno es baja, pero aún permite que sobrevivan la mayoría de los peces. En cambio, los niveles mínimos de oxígeno que se han medido ahora son 20 veces más bajos que el mínimo anterior, lo que convierte a las zonas muertas en regiones prácticamente vacías de oxígeno e inapropiadas para la mayoría de los animales marinos. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone ¨ Se ha encontrado en bastas zonas del océano, solo 2 micro moles de oxigeno en vez de 40 por cada litro de agua, lo que transforma a esas zonas en desiertos de oxigeno¨

Fuente:

http://noticiasdelaciencia.com/not/14935/hallan-nuevas-ldquo-zonas-muertas-rdquo-en-el-oceano-atlantico/

 Metano del ártico

 

 

El deshielo del Ártico no solo aumentará el nivel del mar inundando casi todas ciudades importantes del planeta, sino que también producirá una catástrofe a nivel global debida a la tremenda emisión de gas metano.

¿Qué es el gas metano?

La universidad politécnica de la ciudad siberiana de Tomsk ha puesto en marcha un programa internacional de estudio de las posibles consecuencias de la fusión de los glaciares del Ártico. Expertos de Rusia, EE.UU., Suecia, Países Bajos, Gran Bretaña y otros países han unido esfuerzos para estudiar el problema y prevenir la catástrofe que entrañaría la emisión de unos quinientos campos de metano que se encuentran bajo los espesos hielos glaciales.

De acuerdo con los científicos, en el peor de los escenarios, la humanidad se enfrentaría una catástrofe global para paliar sus consecuencias, que requeriría la suma de los presupuestos de todos los países del planeta.

Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone ¨ El hidrato de metano, como hemos explicado en otras oportunidades, que se forma bajo tres circunstancias indispensables, las cuales son, intenso frió, elementos orgánicos en descomposición y por último la presencia de más 50 atmósferas de presión¨

El año pasado fueron organizadas dos expediciones internacionales al Ártico para estudiar a fondo el efecto de la degradación del ‘permafrost’ bajo el agua sobre el clima del planeta en el mar de Láptev y en el Océano Ártico. En esta última expedición, a bordo del rompehielos de investigación Oden, participaron 80 expertos de 15 universidades del mundo. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone ¨ Nuestra tesis, dice que esos restos orgánicos que se encuentran en el fondo del mar, no son restos fósiles, si no toda la materia fecal, que los seres humanos, enviamos al mar diariamente¨

“A profundidades de 60 a 100 metros fueron detectadas enormes emisiones de metano. En estas aéreas el ‘permafrost’ se encuentra en contacto con agua tibia del fondo durante aproximadamente 9.000-10.000 años, lo que es suficiente para que el agua se descongele.

[…] En total, durante nuestra última expedición en Oden pudimos hallar unos 500 campos anómalos de expulsiones de metano”, contó al diario ruso ‘Rossiskaya Gazeta’el científico ruso Igor Semiletov, uno de los participantes de la expedición.

Es decir, el derretimiento de los glaciares conlleva la liberación a la  atmósfera del metano que se encuentra en las profundidades del Ártico, y este gas no expulsado puede afectar de forma impredecible a la ecología de la Tierra. Los científicos involucrados en el programa contemplan cuatro opciones: desde la más suave a la extremadamente terrible, la que los investigadores tachan de ‘catastrófica’. De acuerdo con esta última previsión, la concentración de las emisiones de metano se incrementará en varias veces.

“Si esto sucede, el Protocolo de Kioto parecería un escenario demasiado optimista”, aseguró Semiletov.

El científico señaló que los investigadores de Países Bajos han estudiado el escenario  ‘catastrófico’ mediante un modelo económico, llegando a la conclusión de que la lucha contra las consecuencias de una catástrofe semejante requerirá unos 70 billones de dólares. “Este es el presupuesto de todas las economías del mundo”, dijo el explorador ruso “El clima no tiene fronteras nacionales. Todos lo pasarán mal”, recalcó.

 

Fuente:

http://elespectadoranimal.com/el-metano-del-artico-podria-destruir-a-la-humanidad/

Tormenta solar

El 7 de enero de 2014, el Sol desató una gran llamarada solar, pero nuestro campo magnético de la Tierra consiguió evitarlo.

La NASA, alertó en 2012, que una tormenta solar se dirigía hacia la Tierra y que podría impactarla  en 2014. Sin embargo, el hecho no ocurrió, ya que la tormenta se alejó del campo magnético del planeta.

Una tormenta solar se constituye de varias explosiones en la fotósfera del Sol. Lo que porvocan estas explosiones es una gran liberación de energía y radiación electromagnética que podría afectar algunos aspectos de la vida en nuestro planeta. Luis Seguessa, Presidente de la Fundación Códigos expone que  “para un mundo como el que tenemos hoy, que está basado y apoyado íntegramente en la energía eléctrica, una tormenta electromagnética podría causar un derrumbe de todos los sistemas¨.

Según el sitio www.quo.es, “de dirigirse hacia la Tierra, lo hacen en tres fases, aunque no todas tienen que ocurrir en una tormenta solar (…) la última fase produciría una eyección de masa coronal, la que trae un montón de partículas cargadas que pueden alcanzar nuestra atmósfera. El problema es, que si este punto se produce, las partículas solares pueden llegar a interactuar con el campo magnético de nuestro planeta, lo que provocaría grandes fluctuaciones electromagnéticas”.

Por razones que no se han podido explicar,  la tormenta que llegaría en 2014 no tuvo las repercusiones de la de 1859, la mayor tormenta solar registrada hasta el momento. Los científicos están investigando por qué ésta se alejó de nuestro campo magnético, con el fin de predecir los comportamientos de futuras tormentas solares en un futuro.

Fuente:

news.discovery.com

www.quo.es

Según el sitio de monitoreo de la actividad volcánica Volcano Discovery, unos 40 volcanes de todo el mundo están en erupción en este mismo momento. La cifra es todavía más impactante si se tiene en cuenta que es incluso superior a la media de erupciones anuales registradas en el siglo XX, afirma el columnista Michael Snyder.

Durante todo el siglo pasado entraron en erupción 3.542 volcanes, lo que da un promedio de unas 35 erupciones por año, escribe Snyder en el sitio informativo Info Wars.

Si actualmente están en erupción 40 volcanes, el número ya es superior a la media anual del siglo XX.

Según aclara Snyder, geográficamente la mayor parte de estas erupciones de volcanes se producen en el Cinturón de Fuego del Pacífico (un anillo gigántico que se extiende sobre el perímetro exterior del océano Pacífico). Su cifra asciende a 34, “solo seis volcanes restantes están fuera del Cinturón de Fuego”.

Además, el autor afirma que “los sistemas de supervolcanes activos de casi todo el mundo muestran signos de inflación, una indicación temprana de que la presión en ellos está aumentando”. Se refiere a Islandia (hogar de algunos de los volcanes más peligrosos del planeta), el Santorini (en Grecia), el Uturuncu (Bolivia), las calderas de Yellowstone y Long Valley en EE.UU., la Laguna del Maule en Chile, y el Campi Flegrei italiano, entre otros.

En este mapa elaborado por Volcano Discovery puede ver qué volcanes están actualmente en erupción.

mapa volcanes

Original en: http://earthquakes.volcanodiscovery.com/#

 

Tomado de : https://angel2840148089.wordpress.com/2015/05/15/unos-40-volcanes-de-todo-el-mundo-estan-en-erupcion-en-este-mismo-momento/